Metalización con metales férricos y no férricos

EXPERTOS EN LA APLICACIÓN DE TRATAMIENTOS ANTICORROSIVOS POR METALIZACION

Realizamos tratamientos anticorrosivos por Metalización con metales férricos y no férricos, con equipos móviles para trabajos en situ, de recuperación de piezas. También está la posibilidad de metalización en automático para superficies más amplias.

Tratamientos Anticorrosivos por Metalización con metales férricos y no férricos

La metalización, también llamada proyección térmica con llama, es un procedimiento o técnica de la proyección térmica. Se trata de que una llama de oxi-combustible funda el metal de aportación (polvo o hilo) y por medio de un gas propulsor proyecta las partículas líquidas sobre el sustrato. Este procedimiento se suele emplear para protección contra la corrosión (Zinc, aleaciones de Aluminio,…) y contra el desgaste.

Su nombre proviene del ingles «flame spray» y es la tecnología de proyección térmica más antigua. Fue inventada por Max Ulrich Schoop en 1942.

La proyección térmica es una técnica utilizada en la fabricación de componentes que consiste en proyectar pequeñas partículas fundidas, semifundidas, calientes e incluso frías (“cold spray”) que se unen sucesivamente a una superficie. El objetivo es proveer un tratamiento superficial a las piezas que van a estar sometidas a condiciones extremas de rozamiento, desgaste, calor y/o esfuerzos mecánicos.

El uso de tratamientos anticorrosivos por metalización es muy habitual en diferentes componentes de la industria del automóvil (válvulas), aeronáutica (motores de turbina), turbinas de gas ( álabes ), imprenta (cilindros), medicina (implantes), revestimientos de superficies metálicas cerca de entornos marinos (petroquímicas).

En algunos países de latinoamérica la proyección térmica es conocida como Termo-Rociado siendo este término una traducción literal del nombre de la tecnología en ingles (thermal spray).

PÍDENOS TU PRESUPUESTO PARA NUESTROS TRABAJOS ANTICORROSIVOS POR METALIZACIÓN

CLIC AQUÍ